López: “Entramos con las chicas, ellas nos pidieron bailar”

0
127

El legislador y gremialista Rubén López insistió en que nada tuvo que ver con el abuso sexual que se le imputa junto al ex jugador de Boca Luis Abramovich. Admitió, sin embargo, que ambos ingresaron al boliche “Única” en compañía de “tres chicas con calzas y camisetas de Boca”, que ellas fueron las que les pidieron bailar, y que “al rato (los hombres) nos retiramos porque Abramovich tenía que tomar el avión”.

La denunciante –de 19 años– había declarado ante la Justicia que, tras trabajar como mozas en la peña de Boca realizada en La Ponderosa el 19 de noviembre, ella y su prima fueron invitadas con unas bebidas y que no recuerdan más nada. Aseguró que despertó en una cama con López y Abramovich desnudos y abusando de ella, y que vio a otro hombre de barba candado con su prima en idéntica situación. Presume que les dieron alguna droga.

En una nota dirigida a los trabajadores de la Fruta y a la población publicada en su Facebook (que en las últimas horas borró), López dio su versión de los hechos, pero incurrió en contradicciones respecto de lo declarado días atrás a “Río Negro”.

Sostuvo que, al término de la peña, llevó a Abramovich “y a otra persona más. Cuando pasamos por el boliche ‘Única’, me preguntaron si podían tomar algo, ya que todavía estaban en buen horario” antes de tomar el avión de regreso.

“Al estacionar y bajar, nos encontramos con tres chicas en la esquina que llevaban la calza y la camiseta de Boca. Supimos que eran las chicas que habían sido mozas en la Peña se acercaron a nosotros para ver si podían entrar, ya que por su vestimenta no se lo iban a permitir”.

Sin embargo, cuando “Río Negro” lo entrevistó el viernes pasado, López dijo otra cosa: que “encontraron a las chicas bailando solas” en el boliche.

Continuó: “(las chicas) entraron con nosotros y una vez adentro, ellas salieron para quién sabe dónde. Nos quedamos sentados y luego llegaron nuevamente para sacarnos a bailar. Accedimos un rato. En la siguiente hora ellas seguían bailando y nosotros nos sentamos a tomar un trago. Al rato nos retiramos porque Abramovich tenía que tomar el avión. Los lleve hasta el hotel y me dirigí a mi casa”.

Más adelante dijo: “Jamás le voy a dar una cerveza o algo de tomar a ninguna moza o mozo que va a trabajar. Lo que se hace cuando terminan de atender las mozas es permitirles que se sienten a comer y que tomen lo que desean”.

Se preguntó sobre la denunciante: “Si no recuerda nada, ¿cómo llego al boliche?, ¿por qué no cuenta que estuvo bailando y tomando ahí mismo también? El lugar tiene cámaras, por ende tiene que estar todo filmado. Miente cuando dice que era ella y su prima solamente, cuando nosotros vimos a tres chicas juntas” (la joven se refirió al abuso, no a la presencia en el boliche que directamente no recuerda).

Añadió que “miente cuando describe mi casa, diciendo que es oscura y llena de espejos (la denunciante habló de un solo espejo). “Miente cuando dice que se despertó con cinco personas desnudas y sólo me reconoció a mí” (en realidad dio los nombres de las demás personas en la ampliación de la denuncia). “Miente cuando dice que no conocía a Abramovich, que sólo lo reconoció por foto, cuando estuvo todo el evento atendiéndolo y tratándolo personalmente. Miente cuando dice que tuvimos relaciones con ella, dejando de lado a la prima que supuestamente estaba en la cama también, pero no la tocamos” (la denunciante dice que la otra chica era sometida a sexo oral por el otro hombre).

“Miente cuando dice que sólo fui yo quien la toqué, ¿y los otros dos?” (la denunciante describe que era “accedida carnalmente” por López y Abramovich cuando despertó y da minuciosos detalles de todo lo que le hacían).

“El psicólogo dice que lo llame para amenazarlo (en realidad el profesional denunció que el hombre que lo amenazó por celular invocó ser López).

“A esta gente poco le importa la verdad, porque no pueden llevar a una nena de 19 años a hacer algo semejante sin pensar en el daño que causan”, sostuvo López e insistió en que ve “toda una movida política detrás de todo esto”.

Sorpresivamente, el descargo de López desapareció ayer de su página. Pero algunos sitios de internet ya lo habían publicado.

El abogado de la denunciante y querellante Pablo Barrionuevo insistió ante LU19 en que “hay elementos de prueba suficientes”. No quiso anticipar si se trata de filmaciones.

Fuente: Diario Río Negro / De Cipolletti

No hay comentarios

Dejar respuesta