Los desafíos del FpV rumbo al 2019: Soria y Pichetto vuelven al diálogo

0
37

El triunfo reabrió canales en el Frente para la Victoria.

Después de varios meses, el senador Miguel Pichetto y el intendente Martín Soria retomaron el diálogo y, además, se prometieron un encuentro para un futuro próximo.

El justicialismo se reunirá en noviembre en Viedma o en el Valle Medio para un encuentro de análisis político.

El presidente del bloque justicialista en el Senado –que generó el llamado– entendió que la victoria del domingo consolida “la figura” del roquense “en términos de expectativa y futuro”.

Pertenecen a generaciones distintas y discrepan en los estilos, pero Soria y Pichetto son referentes centrales de la misma fuerza, el justicialismo. Y por eso sostienen ese vínculo.

Su último contacto se remontaba a fines de mayo pasado, cuando Soria intentó la intermediación de Pichetto para frustrar el apoyo de ciertos legisladores del PJ al proyecto del oficialismo provincial que impulsaba la aprobación del plan Castello.

Ambigua fue la respuesta y la intervención del senador frente a sus parlamentarios para desactivar votos favorables.

El contacto se enfrió. Pero la conclusión del proceso y el resultado electoral liberó tensiones. Así, el lunes, Pichetto llamó a Soria y se registró un diálogo corto, pero con promesa de reunión cuando el intendente viaje a Buenos Aires.

En diálogo con “Río Negro”, Pichetto entendió que en la elección del domingo “se volvió a repetir el escenario de polarización” y “se consolidó la figura de Martín Soria en términos de expectativas y de futuro”.

“Ese fue el resultante del proceso. Lógicamente, no está nada dicho. Además, existe un ciclo ascendente del gobierno nacional entonces hay que estar muy atentos, pues seguramente tendrá una opción o alternativa importante en la provincia”, analizó el presidente del peronismo provincial hasta el 2015.

“Salir de los agravios”

Luego, el senador remarcó que el “peronismo tiene que trabajar en un proyecto de unidad, con la consolidación de ideas y salirse de los agravios y exclusiones que no sirven para nada. Se debe construir con ideas y propuestas”.

Agregó que el justicialismo nacional “ya está en marcha con cambios”, a partir “del poder de los gobernadores y de los sindicatos” donde “estoy trabajando y tengo un diálogo muy fluido”.

“Es un proceso de renovación del peronismo, con liderazgos jóvenes, que siempre sostengo a nivel nacional y provincial”, reflexionó.

Tampoco faltaron menciones sobre su rol en la campaña provincial.

“Fui muy prudente, no hice ningún comentario que pudiese alterar su marcha”. Enmarcó esa actitud en su silencio –hasta el domingo– del apoyo de la central nuclear, que rechazaba la candidata María Emilia Soria. Consignó que “cada uno de los intendentes, con mucho diálogo y trato, trabajaron para obtener resultados importantes. Así, ocurrió en Viedma donde se ha ganado”.

“Esa fue mi actitud y responsabilidad. Nunca atenté contra ninguna candidatura y así lo demostré con el padre de Martín (Carlos Soria). Esa fue mi coherencia y mi trayectoria”, concluyó.

 

Diario Río Negro

No hay comentarios

Dejar respuesta